fbpx
Connect with us

Añas Colque, Curaca y reina de Hanan Huaylas

Foto: Cortesía Periódico El Inka

¿Sabías que...?

Añas Colque, Curaca y reina de Hanan Huaylas

La singular historia de la mujer ancashina que encandiló al inca Huayna Cápac y supo mantener privilegios.

image_pdfExportar a PDFimage_printImprimir

Lo mucho o poco que sabemos sobre la historia del Perú desde la denominada Edad Moderna lo debemos, sin duda, al arribo de la escritura occidental de la mano de los conquistadores. Historiadores de la talla de María Rostworoski, Waldemar Espinoza, Donato Amado, entre otros, coinciden en señalar que la abundante documentación de los primeros azarosos años de la conquista y colonización muestran también el afán de consolidar el dominio castellano.

Es plausible que los recién llegados estuviesen motivados a recopilar información por diversas razones, entre ellas, para cumplir con el deber de informar a la Corona sobre asuntos de importancia administrativa y de gobierno de los nuevos dominios, o, simplemente, por iniciativa propia debido a la fascinación ante lo inédito presente en los primeros momentos de los grandes descubrimientos. Gracias a ello, probablemente se logró recopilar valiosa información acerca del ilustre Personaje de quien nos ocuparemos en esta habitual sección del Boletín Cultural Alpamayo.

Añas Colque o Juana Añas Colque, nombre adoptado por nuestro personaje luego de recibir el bautizo cristiano, corresponde a una mujer a quien le tocó vivir en complicados contextos históricos.

Durante el Incanato le tocó jugar un rol importante al ser pieza fundamental del acuerdo de paz entre dos poderosas etnias, la cusqueña y la Huaylas, al consentir su unión con el Inca Huayna Capac. A raíz de ello, su posición dentro de la sociedad incaica no debió ser fácil, ya que los incas de privilegio, como ella, habrían sido vistos como de segunda clase dentro de esa estructura social justamente por no ser propiamente incas; sin embargo, ella habría sabido abrirse camino y alcanzar una posición muy alta. Sólo podemos suponer que ello ayudaría a que los Huaylas, su pueblo de origen, mantuviera ciertos privilegios sin poner en duda su completa lealtad y simpatía con los sureños.

Durante los primeros años de la conquista, supo conservar sus prerrogativas y privilegios, lo que se puede constatar por diversos testimonios, entre ellos, las declaraciones para reconocimiento de herencia recogidas de sus descendientes, en las llamadas Probanzas. Estos testimonios debieron probar las posesiones que mantuvieron por generaciones, bienes que fueron otorgados a Añas Colque por el mismísimo Inca Huayna Capac. Es remarcable la habilidad de Colque para mantener su estatus y bienes en momentos tan difíciles en que los nuevos invasores de estos territorios se repartían los antiguos palacios y templos de la ciudad imperial.

Parafraseando al historiador Alba Herrera, los huaylinos —siempre refractarios a los advenedizos grupos de poder que se instalaron en su territorio—, vieron como estrategia estrechar vínculos con los invasores, fue así como Contarhuacho y Añas Colque se convirtieron en esposas secundarias del inca Huayna Capac.

Ambas fueron mujeres inmensamente ricas, con seis guarangas que eran seis mil indios tributarios a su servicio cada una. El feudo de Añas Colque se extendía desde las márgenes del río Pariahuanca, en dirección sur del Callejón de Huaylas, hasta los límites de la actual provincia de Bolognesi.

La importancia de Añas Colque se basa en que no sólo llegó a ser madre del primer Inca cristiano, Paullo Inquil Topa Inca, sino, además, por el hecho de haber logrado escalar hasta la posición más alta en la jerarquía que una mujer de la época podía ostentar. Fue llamada “Coya” título reservado para la esposa principal del Inca, quien tenía que ser, por tradición, de su propia sangre.

Donato Amado González analiza diversos aspectos de la vida de doña Juana Añas Colque, que le permiten dibujar un perfil histórico e interesante de su personalidad. Sin embargo, creemos que es necesario profundizar nuestras investigaciones para lograr una visualización más certera acerca de nuestro personaje.

 Datos importantes:

  • La afirmación por la cual todos los testigos coinciden es que la madre de Paullo Inca fue Añas Colque, hija del curaca principal de Guailla, cuyo nombre, mencionado por algunos, fue Guacapilla.
  • Algunos testigos dan pormenores sorprendentes, entre ellos llama la atención que esta esposa haya sido tratada de Coya, que era el apelativo reservado a la más legítima esposa del inca, aquí se le diera el calificativo de Pana
  • guarme que es el equivalente a mujer hermana o esposa hermana.
  • Otro dato importante que dan los testigos, es que esta gran señora hacia vida marital con el Inca reinante que la verdadera Panaguarme.
  • Además, agregan que su belleza era excepcional y por su hermosura destacaba entre todas.
  • Su padre también fue muy importante, y el ser hija de Apo, el mayor señor de Huaylas, que se dice de él  -que se le tenían por mucho y por ser tan principal- y solo inferior al Inca.
  • Otro indicador acerca del rango de la madre de Paullo Inca que se menciona, es que era llevada en andas con quitasol al igual que su marido el Inca.
  • Según los testigos, le fue asignado un palacio para ella sola en Colcampata, en 1582, era ocupado por su nieto don Carlos Inca.
  • Martín Llanu Yupanqui, descendiente del inca Viracocha, había sido testigo de las celebraciones del matrimonio entre Huayna Capac y Añas Colque, en la plaza de Huacaypata, quien dice: fue entregada por el propio Huacapilla su padre que vino a la ciudad del Cusco con más de mil indios súbditos, muy bien puestos y adornados a la usanza, diademas de oro en la cabeza. Añas Colque portaba sandalias de plata y vestido de tocapu, reservado a la más alta nobleza incaica.
  • Los testigos dicen que mientras Huayna Capac estaba en el norte en la zona de Quito con la guerra de conquista, vieron que el inca le enviaba chasquis constantemente informado de los acontecimientos.
  • También se dice que la coya era visitada por los hijos y mujeres del Inca Huayna Capac, entre ellos el propio Huáscar quien la llamaba madre y daba a Paullo el título de hermano.
  • La confianza del Inca Huayna Capac, dicen los testigos, que confiaba tanto en esta señora que, en los grandes banquetes, le traían primero a ella a la comida para que la probase y luego la enviaba a la mesa del inca.
  • Dicen los testigos, que el nacimiento de Paullo Inca, fue celebrado en grande, incluso el propio Apo Huacapilla y miembros de su parentela participaron de las celebraciones con el mismísimo Inca bebiendo y comiendo por lo cual fueron respetados por todos.
  • Los testigos también, aseveran haber presenciado el matrimonio de Paullo Topa Inca y Tocto Ussica, descendiente del linaje de Inca Roca. En esa ceremonia, fueron bautizados, tanto Paullo y su madre, dándole el nombre de Juana.
  • Poco se sabe acerca de su muerte, sin embargo, siguió gozando de mucho respeto y consideración durante los primeros años de la conquista.

Sus descendientes han jugado importantes roles durante la etapa virreinal y republicana.

Descendencia de Añas Colque:

Descendencia de Paullu Inca

Justo Sahuaraura Inca, autor de los Recuerdos de la Monarquía Peruana (1850).

José Domingo Choquehuanca, escritor y político peruano de inicios de la República.

Es el conjunto de los descendientes de Cristóbal Paullu Inca, hijo del emperador Huayna Capac, de quien actualmente una de sus ramas detenta el mayorazgo o descendencia directa patrilineal. Tanto por su descendencia legítima como por sus hijos legitimados por el emperador Carlos V, tenemos las siguientes ramas:

Familia Obando Tito Atauchi

Son los descendientes de Quispe Topa Inka, que asumió el nombre colonial de Bartolomé Topa Atao o Quispe Tito Atauchi, quienes durante el siglo XVIII adoptaron el apellido Ramos Tito Atauchi y en el siglo XIX, el de Obando u Obando Titu Atauchi. Según el historiador John Hemming esta rama de la familia real incaica es el resultado de la unión de la descendencia de dos Casas Incas de mucha importancia o de dos hijos príncipes del emperador Huayna Capac: Paullo Inca y Titu Atauchi Inca. Sin embargo, el estudio del genealogista Ronald Elward, refiere que más bien son descendientes del Canciller Titu Atauchi otro príncipe Inca hermano del emperador Huayna Capac Inca, cuya hija o nieta tuvo un hijo con el príncipe Paullo Inca, que fue legitimado por el emperador Carlos V, llamado Bartolomé Titu Atauchi. En la actualidad se destacan las siguientes 2 ramas principales:4

  • Rama Obando Titu Atauchi Inca. Descendientes de los nobles incas don Lizandro Obando (Titu Atauchi) Camero: cuyos hijos conocidos según la referida investigación del diario El Comercio de Lima, son Agripino Obando Chávez y Gregorio Obando Chávez. Herederos: Gladys Obando Montes, Sylvain Obando, Marie Angehelie Alarcón Obando, Ruth Obando Montes, José Luis Obando Montes, Jael Obando Montes, Joselyn Alarcón Obando, Tifany Zarate Obando.
  • Rama Paredes Obando Titu Atauchi Inca. Descendientes del patricio intelectual cusqueño Luis Felipe Paredes Obando (Obando -Tito-Atauchi Inca): herederos conocidos, según la citada investigación genealógica publicada en el diario El Comercio, son Teresa Paredes Tresierra, Nanci Paredes Tresierra y el abogado Fernando Zora-Carvajal Aguirre. Cabe resaltar que el citado Luís Felipe Paredes Obando, es además heredero testamentario de don Ángel Vega Enríquez (último descendiente público del linaje Betancourt Tupac Amaru). Actualmente entre los miembros más conocidos de este linaje, según información de esta familia descendiente del Emperador Inca Huayna Capac de la ciudad de Cusco, en el contexto internacional y nacional, se destacan el economista Carlos Paredes Gonzales, excandidato a la segunda vicepresidencia de la república del Perú, coordinador del Proyecto Sierra Productiva. Asimismo, se tiene a Antonio Maldonado Paredes, abogado penalista de fama internacional, especialista en Derechos Humanos y exprocurador anticorrupción de la república del Perú.
  • Rama adicional Sahuaraura Tito Atauchi. Un miembro de los Ramos Tito Atauchi, se vinculó en el siglo XVIII con los Sahuaraura, caciques de Quispicanchis. Destacaron en el bando fidelista durante la Gran Rebelión tupamarista y su miembro más destacado,  Justo Sahuaraura Inca, vivió a inicios de la República. Sin embargo, este tronco emparentado por matrimonio, en realidad según la visión andina de sucesión de los Ayllus y Panakas Reales de Cusco, es la descendencia más representativa de la Casa Real o linaje del emperador Pachacutec, abuelo del último sapam Inka Huayna Capac.

Familia Carlos Inca (diluida en ramas femeninas)

En el pasado la rama legítima y heredera de los bienes y beneficios otorgados por la Corona Española, que desde el siglo XVII se diluyó en la rama femenina (Bustamante Carlos Inca), que obtuvo diferentes mercedes y reconocimientos. Fundada por Carlos Incay proseguida por su hijo Melchor Carlos Inca, ambos encomenderos y regidores del Cabildo del Cusco, este último fue desterrado a España donde obtuvo el hábito de caballero de la Orden de Santiago. Dejó vasta descendencia ilegítima, como Juan Melchor Carlos Inca, así como hijas que prolongarían el apellido en el Cusco virreinal.

Familia Choquehuanca

Conformada por los descendientes de Diego Chuquihuanca y posteriormente emparentada con importantes casas cacicales y linajes collas y aymaras. Sus principales miembros se establecieron en Azángaro ocupando la dignidad cacical, destacando entre ellos José Domingo Choquehuanca. En la actualidad, pertenecen a esta rama reconocidos políticos bolivianos como David Choquehuanca y Víctor Hugo Cárdenas.

Referencias Bibliográficas:

Betanzos, J.,  (1987). Suma y narración de los incas. Prólogo, transcripción y notas por M. del C. Martín Rubio; estudios preliminares de H. Villanueva, D. Ramos y M. del C. Martín Rubio. Madrid: Atlas (1551 – 1557)

Espinoza, S., W. (1971). Las huancas aliadas de la conquista: tres informaciones inéditas sobre la partición indígena en la conquista del Perú, 1558-1560-1561, Anales científicos 1, Universidad Nacional del Centro del Perú, Huancayo.

Espinoza S., W. (1976) Las mujeres secundarias de Huayna Cápac: dos casos de señorialismo feudal en el imperio de los incas. Revista del Museo Nacional, 42, 247-296.

Hemmings, J. (1970) The Conquest of the Incas. New York: Harcourt.

Amado, G., D. (2016). La Descendencia de Don Cristóbal Paullo Ynga y Sus Privilegios. Documentos de probanza testamentos del siglo XVI-XVII. Biblioteca Nacional de Perú.

Añón V., Battcock C. (2013) Las crónicas coloniales desde América: aproximaciones y nuevos enfoques. Latinoamericana, revista de estudios Latinoamericanos. México.

Alba H. A. (2017) Huarás, Historia de un Pueblo en Transformación. Perú.

Comentarios

Más en ¿Sabías que...?

Tendencia

Facebook

To Top