fbpx
Connect with us

Machu Picchu recibirá visitantes a partir del 1 de julio

Foto: Alfredo Osorio Trujillo

Turismo

Machu Picchu recibirá visitantes a partir del 1 de julio

Las visitas serán de forma restringida, se recibirá solo 675 visitantes por día nacionales y extranjeros como parte de los protocolos de bioseguridad ante la pandemia del coronavirus

Desde el próximo 1 de julio y bajo un estricto protocolo para prevenir el coronavirus, la ciudadela Inca de Machu Picchu reabrirá sus puertas  y solo recibirá a 675 visitantes nacionales y extranjeros por día, así lo informó el gobernador regional de Cusco, Jean Paul Benavente García.

En diálogo con la Agencia Andina, la autoridad regional afirmó que el límite de visitas forma parte de una primera etapa del protocolo sanitario, que contempla la evaluación del distanciamiento social, el uso de mascarillas, la restricción de ciertas áreas, entre otros. “Ello nos permitirá plantear una sola dirección para que no haya cruces”, subrayó.

Por su parte, José Bastante, jefe del parque arqueológico de Machu Picchu, detalló que se trata de cuatro circuitos establecidos en la llaqta o ciudadela incaica: dos por la parte alta y dos por la baja, con duraciones de recorrido de una hora con 20 minutos a dos horas como máximo.

“Durante el recorrido de los visitantes habrá una rigurosa labor de los guías de turismo para el estricto cumplimiento del protocolo, que no afectará que se conozca el atractivo en su magnitud. En algunas partes los circuitos confluyen, y allí se pondrán las reglas con un mecanismo de semáforo, y un grupo esperará hasta que pueda pasar el otro grupo”, explicó el funcionario.

La ciudadela de piedra construida hace unos 600 años, visitada por 1,5 millones de turistas en 2019, permanece ahora vacía con muy poco personal. “El parque durante el estado de emergencia se quedó con el personal mínimo y necesario para evitar que se deteriore. Un arqueólogo estuvo a cargo del mantenimiento”, explicó Bastante.

Indicó que, para garantizar el orden y la preservación del santuario, se agregarán nuevas vías. “Se están implementando escalinatas de madera que protegen los elementos líticos, para que cuando se abra la llaqta todo fluya con normalidad y no tengamos ningún riesgo de contagio de coronavirus en función al protocolo”, subrayó.

A 72 km de Machu Picchu está Cusco, la antigua capital del imperio inca, que también vio desplomarse el turismo, una de las principales fuentes de ingresos para sus habitantes.

Comentarios

Seguir leyendo
También te puede interesar...

Más en Turismo

Traductor

Tendencia

Facebook

To Top