1

¿Los gastos escolares se salen de presupuesto? ¡Fináncialos en cómodas cuotas con una tarjeta de crédito!

Con el inicio del nuevo año escolar, comienzan las preocupaciones de los padres. Libros, manuales, ropa y materiales son algunas de las cosas en las que pensar antes de que terminen las vacaciones de verano. Cada año, la lista parece hacerse más larga, y con ella el presupuesto necesario para solventar la vuelta al cole de los hijos.

Según los últimos datos publicados por la OCU, las familias españolas gastarán una media de casi 2 mil euros por niño en su regreso a la escuela. Este número surge de promediar el coste de materiales y actividades extracurriculares para la enseñanza infantil y primaria, tanto para establecimientos públicos como privados. Estos últimos tienen costes adicionales, como la matrícula y la cuota mensual, que elevan el presupuesto a prácticamente 6 mil euros al año.

Si bien se trata de gastos esperados para las familias, la realidad es que su impacto puede ser muy fuerte en las finanzas del hogar, especialmente tras unas costosas vacaciones de verano. Muchos padres deben recurrir a distintos tipos de financiamiento para lograr cubrir todas las necesidades de materiales didácticos de sus hijos.

Cientos de euros en materiales escolares al año

Pese a que los valores absolutos varían de acuerdo con la región del país de la que se trate (Madrid y Cataluña son las comunidades más caras), cuando se analiza detenidamente, el panorama es similar en toda España. Para los alumnos de la educación privada, casi el 60% de los gastos se explican por el pago de matrículas y cuotas, mientras que el segundo lugar lo ocupan el precio de los uniformes, los manuales y el comedor escolar.

En el caso de la educación pública, los padres tienen el alivio de no tener que pagar la matrícula. No obstante, las comidas, el material didáctico y las excursiones del año suelen tener un coste muy elevado. Sin tener en cuenta otras actividades adicionales, una familia tipo deberá desembolsar al menos mil euros por niño incluso en el ámbito público, si se encuentra ubicada en las regiones más económicas.

Cómo financiar la vuelta al cole

Un modo de financiar los gastos escolares de toda la familia podría ser usar una tarjeta de crédito. A diferencia de las tarjetas de débito, que cobran inmediatamente el importe de una compra de la cuenta bancaria del usuario, las de crédito cuentan con un saldo que permite adquirir productos aunque no se cuente con el dinero en el momento. La ventaja de este servicio es que permite hacer frente a gastos extraordinarios que estén por encima de la disponibilidad inmediata de fondos.

Este saldo financiero de las tarjetas de crédito se cobra al momento del cierre de la factura de la tarjeta, lo que facilita diferir un pago unos días hasta que se cuente con el dinero suficiente para cubrir el gasto. Otra alternativa que brindan es la de dividir el importe total en cómodas cuotas para distribuir el peso de la compra en varios meses.

Sin embargo, el lado negativo de esta opción es que las tasas de interés de las tarjetas de crédito suelen ser altas. Esto implica que, a fin de cuentas, un cliente termine pagando una cantidad muy superior a la original. Además, estos instrumentos cobran un cargo de renovación anual que podría ser costoso, dependiendo de la situación crediticia del cliente.

¿Dónde pedir una tarjeta de crédito?

Las mejores tarjetas de crédito online se pueden encontrar muy fácilmente con un comparador en línea. Este es un servicio que permite ver de forma rápida qué bancos y entidades ofrecen las tarjetas con menores costes de emisión, mantenimiento y financiación, sin tener que perder horas revisando individualmente todas las condiciones contractuales. De esta manera, una vez que el usuario elige el producto que más se ajusta a sus intenciones, puede visitar el sitio del prestador y pedir sus tarjetas de forma completamente online.

Contar con tarjetas de crédito es una manera práctica de distribuir el coste de compras inusuales en varios meses, amortiguando así el impacto en el bolsillo. ¡Gracias a este servicio, conseguir todo lo necesario para que los niños vuelvan al colegio bien preparados será mucho más fácil!