fbpx
Connect with us

Llegó el Día “D”

Foto: Áncash Noticias

Editorial

Llegó el Día “D”

Todo hace presagiar que resultado será con final de fotografía hípica, por lo que quien venza no piense que recibirá un cheque en blanco.

image_pdfExportar a PDFimage_printImprimir

Y llegó el día decisivo: los peruanos elegiremos hoy al nuevo presidente o presidenta de la República luego de las elecciones de segunda vuelta -la más polarizada de toda la historia del Perú- con un final que al parecer será bastante apretado.

Pedro Castillo Terrones llegó a segunda vuelta con solo 19% y Keiko con 13%, sumando ambos porcentajes no superan el tercio, razón por lo que el balotaje se ha visto teñido de enfrentamientos antes que de propuestas claras, ambos se quedaron en el qué, pero no con el cómo, con qué, cuándo y con quiénes. A lo largo de la campaña han ido sumando sus votos, pero también antivotos y reticencias -que por lo que se ve- recién se verá despejada en las colas de votación como los claves resultados que provendrán del extranjero como de los adultos mayores -que en primera vuelta- no acudieron por las restricciones.

Corresponde a los ciudadanos pensar y repensar con cuál de ellos vamos a “matrimoniarnos” por cinco años, decisión crucial para que luego en corto tiempo no digamos “no me representas” y optar por un divorcio tempranero, por hablar metafóricamente.

Es pertinente recordarles a ambos candidatos que han suscrito un compromiso con la democracia y no con la autocracia, para que el país no caiga en la anarquía y el caos. Nuestro país durante los últimos treinta años alcanzó una bonanza macroeconómica; más no la microeconómica, es evidente que la pandemia enrostró que lo social no funcionó desde el gobierno central, regional, ni local. Basta advertir que en estos tres niveles la capacidad de inversión y gasto no es el más eficiente, del que no se salvan autoridades que desde la derecha e izquierda llegaron en las últimas décadas; no solo hay presidentes sino gobernadores y alcaldes de ambas filiaciones que tienen cuentas por saldar con la justicia, con lo que se demuestra que la corrupción ha llegado a todos los colores.

Decía Atahualpa que “usos de la guerra son vencer o ser vencidos” que el ganador o ganadora no caiga en soberbia y quien pierda respete el veredicto popular, en eso se funda la democracia; pero también quien venza que sepa que no recibe un cheque en blanco, estará en el ojo vigilante de la sociedad civil y de la prensa independiente que ahora al ingresar al Bicentenario debe ejercer con mayor responsabilidad su papel.

Comentarios

Más en Editorial

Traductor

Tendencia

Facebook

To Top