fbpx
Connect with us

Rescatan a policías que fueron retenidos por ronderos y comuneros de Huaylas

Composición: Ancash Noticias

Áncash

Rescatan a policías que fueron retenidos por ronderos y comuneros de Huaylas

Policías fueron acusados por requisitoriado, quien dijo a los comuneros, que los agentes eran delincuentes, así manifestó el jefe de la Región Policial de Ancash.

image_pdfExportar a PDFimage_printImprimir

Una espectacular operación policial, se desarrolló en la provincia de Huaylas. Dos policías fueron retenidos contra su voluntad; al ser confundidos como asaltantes, por la comunidad campesina de Rurín Pueblo Libre.

A punta de bombas lacrimógenas y disparos al aire, los agentes de la Policía Nacional rescataron a dos suboficiales que laboran en la comisaría de Casma, quienes habían sido secuestrados por comuneros el último fin de semana en el distrito de Pueblo Libre, en la provincia de Huaylas.

Los jóvenes policías Roger Quijano Bedón y Frank Manrique Romero fueron retenidos el viernes a las 7 de la noche por los pobladores de la Comunidad Campesina de Río Ruin, cuando realizaban un trabajo de inteligencia para capturar a un sujeto buscado por el delito de tráfico ilícito de drogas. 

El jefe de la Macrorregión Policial en Áncash, Fredy del Carpio, contó que los familiares del requisitoriado Juan Lorenzo Pizán Tamariz durante los hechos ocurridos, dijeron a los comuneros, que los agentes que se desplazaban en un automóvil eran delincuentes para evitar que se concrete la detención.

Al culparlos de robo, los agentes fueron golpeados, amarrados y retenidos por más de 19 horas, a pesar de que se identificaron como miembros de la Policía Nacional y de clamar por su liberación.

El general del Carpio León comentó que fue necesaria la intervención de un fuerte contingente policial para rescatarlos con vida tras un infructuoso diálogo; ya que los comuneros y ronderos amenazan con quemar a los custodios, quienes no habían comido y caminaban con dificultad. 

Es así que cuando los efectivos eran trasladados en un camión para ejecutarlos en Quillo por un grupo de ronderos y campesinos, se realizó un operativo cinematográfico que no tuvo lesionados ni víctimas que lamentar. Los comuneros lanzaban piedras y palos contra los policías; mientras que los agentes trataron de disuadirlos con gas lacrimógeno.

Traslado de policías heridos

Después del rescate, los suboficiales fueron trasladados al hospital de Caraz para los primeros auxilios. Roger Quijano Bedón fue internado en la clínica Bracamonte de Casma y Frank Manrique Romero recibe atención en la clínica Robles de Chimbote, ambos tienen múltiples golpes la cabeza y cuerpo y deben descartar fracturas en las costillas.

Tras este hecho, del Carpio comentó que el Ministerio Público y la Defensoría de la Policía Nacional tomará las acciones legales pertinentes; ya que los comuneros y ronderos no pueden tomar la justicia por sus manos con personas inocentes.

Además, consideró que los ronderos y comuneros deben ser educados y capacitados; para que no vulneren los derechos humanos y se repita un hecho como el que ocurrió con los agentes del orden que vivieron largas horas de terror.

Acusación contra efectivos

Según el acta de denuncia verbal, presentada esta tarde en Quillo, por el presunto agraviado Germán Milla, acusan a los efectivos policiales que fueron capturados por los ronderos, habrían asaltado y golpeado a una mujer; a quien le despojaron de su teléfono móvil y dinero en efectivo.

Según Milla, los policías colocaron piedras en la carretera y sin motivo alguno empezaron a disparar, una de esas balas fue a quemarropa; la misma que atravesó la parabrisa del camión, justo en el espacio donde se encontraba el piloto; este cuenta que logró escapar a tiempo.

Comentarios

Más en Áncash

Tendencia

Facebook

To Top