fbpx
Connect with us

Criptomonedas y Metaverso

Foto: Difusión

Tecnología

Criptomonedas y Metaverso

image_pdfExportar a PDFimage_printImprimir

A lo largo de las últimas semanas Bitcoin, la principal criptomoneda, está manteniendo a los inversores con el corazón en un puño debido al cariz descendente que ha tomado su senda en el último tramo del 2021 e inicios del 2022.

Y es que el valor de Bitcoin no parece remontar por el momento, acusando un descenso superior al 18% el pasado mes de diciembre y más de un 9% en el momento en que se está redactando este artículo pero que, a pesar de todo, mantiene aún a distancia la gran caída sucedida en el mes de mayo del 2021 cuando su precio descendió un 35,38%.

Tras un año en el que la evolución general de la criptomoneda ha resultado muy positiva para algunos -no olvidemos que iniciaba el año con un valor de alrededor de 33.000 dólares y lo finalizó en más de 46.000, habiendo logrado su máximo histórico en el mes de noviembre cuando casi llegó a rozar los 69.000 dólares- la cotización de Bitcoin muestra señales de debilidad en el cierre del año con un rendimiento muy inferior al que muchos vaticinaban a comienzos del 2021.

Pero lo que no se puede negar es el auge que las criptomonedas han experimentado en los últimos tiempos, especialmente a raíz de la pandemia, cuando los confinamientos han provisto de tiempo para investigarlas y estudiarlas a muchos de los que hasta ese momento eran ajenos a las posibilidades que el mundo cripto puede ofrecer.

Desde entonces, numerosos acontecimientos han marcado el camino de las criptomonedas. Así podríamos nombrar como sucesos principales el halving de Bitcoin en el 2020, y la espectacular carrera alcista que experimentó a lo largo de ese año y del 2021, aún a pesar de que en las últimas semanas su valor esté en descenso arrastrando consigo a otras criptomonedas.

El Metaverso. Entretenimiento y negocio.

Sin embargo, a pesar de la situación, la utilidad de las criptomonedas es más amplia de lo que en un principio se puede pensar gracias a un concepto, ciertamente abstracto, del que muchos ya han oído hablar desde que Mark Zuckerberg ha puesto su interés en él.

Hablamos del Metaverso y dos instrumentos clave para que pueda funcionar. Las criptomonedas y los tokens no fungibles -NFT-.

Pero, ¿cómo funciona esta plataforma de nombre futurista y cuál es el fin que persigue?

Partimos de la base de que hablamos de un mundo virtual donde se espera que llevemos a cabo todas las actividades cotidianas de nuestra vida real, incluyendo los juegos y las relaciones.

Una vez nos adentremos en este universo digital en 3D -tras ponernos las gafas de realidad virtual- se abrirá ante nosotros un mundo sin fin en que será posible jugar online, trabajar o hacer negocios, interactuando con otros gracias a la personalidad digital que nos hayamos creado.

Si nos referimos a la parte económica, en este escenario alternativo al mundo real, serán las criptomonedas -entre las más utilizadas en el Metaverso están Realy, StarSharks, Avaxtars y Senso- nuestra herramienta para la adquisición de propiedades o incluso arte en forma de NFT. Todo ello gracias a la tecnología blockchain.

Los NFT son obras digitales únicas e infalsificables, algunas de las cuales ya han sido incluso subastadas en casas tan prestigiosas como Christie’s llegando a convertirse en ventas multimillonarias.

Si compramos arte en el Metaverso, tendremos un NFT. Y es que los NFT no representan arte únicamente, sino que como se ha mencionado anteriormente se trata de activos digitales únicos cuya propiedad es exclusiva y única.

Nos encontramos inmersos en un momento de cambios profundos en el que las nuevas tecnologías han sido adoptadas masivamente, en gran medida por los confinamientos a los que nos hemos visto y aún seguimos viéndonos abocados, y esto ha impulsado grandes avances en el uso de las tecnologías digitales en todos los niveles de la sociedad.

Lo cierto es que aún es pronto para aventurarnos a pronosticar si será el Metaverso lo que nos espera en un futuro tanto en la economía como en las relaciones sociales. Pero lo que es innegable es que las grandes tecnológicas han centrado su atención en él y que la pandemia ha facilitado el asentamiento de los cimientos de esas plataformas que algunos evocan aún como escenarios de ciencia ficción y que, sin embargo, se encuentran más cerca que nunca de convertirse en realidad.

Comentarios

Seguir leyendo
También te puede interesar...

Más en Tecnología

Tendencia

Facebook

To Top